Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es una enfermedad caracterizada por la sudoración excesiva. Se presenta principalmente ante situaciones de estrés o nerviosismo. Sin embargo, también puede ser causada por un factor hereditario.

Las zonas que se afectan con mayor frecuencia son; manos, axilas y pies.

La hiperhidrosis condiciona las relaciones sociales, por lo que es recomendable un tratamiento oportuno.

Entre los principales tratamientos para la hiperhidrosis se encuentran: productos tópicos, toxina botulínica, tratamiento con láser y la cirugía simpatectomía.

Solo la consulta con un médico especialista podrá determinar el mejor tratamiento.

La hiperhidrosis condiciona las relaciones sociales, por lo que es recomendable un tratamiento oportuno. La consulta con el médico podrá determinar el mejor tratamiento

Características:

  1.  Sudoración excesiva, tanto en invierno como en verano
  2.  Inicio del problema en la adolescencia
  3.  Se transpira más ante situaciones de estrés o nerviosismo.
  4.  No se transpira mientras se duerme
  5.  Tener familiares con el mismo problema o similar (genético)
  6.  Puede presentarse en una o varias zonas como manos, pies y axilas

En Derma-Estetic podemos tratar la hiperhidrosis. Luego de una evaluación se podrá determinar cuál es el procedimiento más conveniente para cada paciente. Los tratamientos comprobados que ayudan a tratar esta enfermedad son: Toxina botulínica, láser o cirugía.

Hiperhidrosis con toxina botulínica

El tratamiento se realiza en una sola sesión, con la aplicación de múltiples pinchazos, logrando que se deje de transpirar en la zona tratada. El efecto dura de 4 a 8 meses en promedio.

Tratamiento con láser

El procedimiento con láser se utiliza para la hiperhidrosis axilar. Se emplea anestesia local y se hace una pequeña incisión en la axila, luego se realizan micro disparos de láser con el fin de calentar y bloquear la glándula sudorípara, sin afectar la zona circundante.

Simpatectomía

La Simpaticotonía torácica se utiliza cuando los pacientes transpiran en axilas y en manos. Se la realiza en una clínica con anestesia general, durante la cirugía se corta los nervios simpáticos que son los que controlan la sudoración. Este método suele ser el más efectivo para tratar la hiperhidrosis, sin embargo, no deja de ser una operación y como todas puede tener riesgos y complicaciones.