Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento que consiste en la aplicación de dióxido de carbono para uso terapéutico. El gas es inyectado directamente en la zona a tratar, lo que genera mejor circulación en el área aplicada.

En la actualidad, se combina con otras terapias para tratar casos de: celulitis, estrías, grasa localizada y flacidez. También, en ojeras y reducción de papada.

La aplicación de carboxiterapia se puede realizar pasando un día y se recomiendan un tratamiento de 10 a 15 sesiones.