Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento que consiste en la aplicación de dióxido de carbono para uso terapéutico. El gas es inyectado directamente en la zona a tratar, lo que genera mejor circulación en el área aplicada.

En la actualidad, se combina con otras terapias para tratar casos de: celulitis, estrías, grasa localizada y flacidez. También, en ojeras y reducción de papada.

La aplicación de carboxiterapia se puede realizar pasando un día y se recomiendan un tratamiento de 10 a 15 sesiones.

Es un tratamiento que se realiza con fines estéticos o terapéuticos y consiste en la aplicación de inyecciones de gas (dióxido de carbono) por debajo de la piel, mejorando la circulación celular y la oxigenación de los tejidos.

En Derma-Estetic lo aplicamos en:

  1. Celulitis: Ya que elimina la grasa localizada a través de la ruptura de los adipocitos, que son las células que almacenan grasa. Además, aumenta la circulación sanguínea y el drenaje linfático en la región.
  2. Estrías: Estimula la producción de colágeno y mejora la circulación lo que permite ver una mejoría en la piel.
  3. Grasa localizada: Actúa en la grasa localizada a través de la ruptura de los adipocitos y mejora la circulación sanguínea de la región donde se aplica el tratamiento.
  4. Flacidez: Favorece la producción de fibras de colágeno que le dan firmeza a la piel.
  5. Ojeras: Reduce la inflamación, mejora la circulación y ayuda a aclarar la piel de esta zona.

Efectos secundarios y contraindicaciones:

Los efectos secundarios de la carboxiterapia son raros, sin embargo, pueden incluir:

  • Dolor e inflamación en la región donde fue aplicada la inyección.
  • Sensación de adormecimiento o de ardor en la piel.
  • Pequeños hematomas en el lugar del procedimiento.

La carboxiterapia está contraindicada durante el embarazo y en casos de epilepsia, gangrena, flebitis, insuficiencia cardíaca o pulmonar, insuficiencia renal o hepática, hipertensión arterial severa no controlada.